El principio de reciprocidad

El beso de Judas, por Giotto di Bondone
El beso de Judas, por Giotto di Bondone

Según el principio de reciprocidad, quien se entrega a los demás recibe mucho más a cambio. Este principio está basado en la deuda ética o moral que se genera en quien es receptor de tu dedicación. Hay varios libros de autoayuda empresarial (de esos con ictericia que pueblan las estanterías de los kioskos de aeropuerto) que aseguran que este mismo principio es aplicable en el mundo de los negocios.

Nosotros hemos abrazado este principio como base fundamental de nuestra filosofía de empresa y es verdad que funciona … a veces. Este principio nos ha demostrado que la entrega genera relaciones duraderas con tus clientes que, en la gran mayoría de los casos, llegan a trascender de lo estrictamente profesional. En ese momento nuestro cliente se ha convertido en un “cliente amigo” y también es nuestro deber moral cuidar de esta amistad.

Esta entrega es, por tanto, el camino de construcción de una amistad (esto está pareciendo una homilía) y es por eso que cuando topas con algún espíritu vampírico, sumidero de tu dedicación, la decepción es mayúscula pues desde nuestro punto de vista habremos perdido algo más que un posible cliente.

A pesar de los reveses, yo creo que no abandonaremos esta vía. Eso sí, tendremos que aprender a identificar al vampiro, ese personaje para quien el sometimiento, la rendición, la capitulación, el acatamiento o el vasallaje son los verdaderos sinónimos de entrega.

El principio de reciprocidad
Tagged on:             

3 thoughts on “El principio de reciprocidad

  • %d 10UTC %B 10UTC %Y at %H:%M 11Sun, 10 May 2009 11:06:47 +000047.
    Permalink

    Ay amigo!! El principio de reciprocidad no es principio, sino final. Solo cuando podemos contribuir estamos declarando nuestra posición favorable; eso hace que el débil de corazón se aproveche cuando los vientos tornan (para que hables de homilías). Pero ten en cuenta que lo peor de todo es dar porque esperas. Y a partir de eso: al HP, ¡ni agua!.

  • %d 30UTC %B 30UTC %Y at %H:%M 04Mon, 30 Aug 2010 16:52:17 +000017.
    Permalink

    Estoy de acuerdo con el articulo, soy trabajador social y de verdad que joserra, de ti no se puede esperar un comentario más egoísta cual yuppie metido en una jaula con hambre de ambición material, la filosofía empresarial occidental y capitalista es la que hace cultivar vampiros y seres que se aprovechan de los demás con el mínimo esfuerzo, lógicamente en los contextos que habláis de competencia,desarrollo económico y demás parafernalia de empresa de peces gordacos, no tiene mucho sentido el principio de reciprocidad y por cierto todos los empresarios en países como España y EEUU está claro que tiénen intereses muy similares a los de Judas, dinero,dinero y más dinero nada de I+d+i,desarrollo en formación para que? sólo queremos dinero fácil…..

  • %d 26UTC %B 26UTC %Y at %H:%M 04Tue, 26 Oct 2010 16:15:18 +000018.
    Permalink

    Alex, creo que el espíritu del cometario de Joserra es justo en contrario al que interpretas. De hecho su actividad profesional creo que va más en la línea de compartir, crear y construir juntos.

Comments are closed.